Tan importante como el carro de montaje, es una buena funda con aislación, que proteja su instrumento de polvo, frío, calor, humedad y golpes leves.
Es muy común encontrar fundas hechas de materiales no adecuados, que  no aíslan al piano ni siquiera del polvo del ambiente, es bien sabido que algunas ciudades de nuestro País, tienen lamentablemente una gran polución  y el polvo se filtra en el interior de nuestro piano afectando considerablemente al mecanismo. Para solucionar esto, diseñé fundas que cumplen con todo lo necesario en términos de aislación y que además lo cubren por encima y por debajo, para pianos que pasan periodos sin uso. Las fundas cuentan con 5 capas diferentes, que las hacen, térmicas, acolchadas y resistentes a pequeños golpes.   Llevan costuras exteriores, para impedir el roce con el barniz y son diseñadas a  la medida de su piano, para un calce perfecto.